HomeTrending MLB NewsYoshinobu Yamamoto era demasiado bueno para ser ser estupendo inmediatamente

Yoshinobu Yamamoto era demasiado bueno para ser ser estupendo inmediatamente

Published on

Image credit: Kirby Lee – USA Today Sports

Traducido por José M. Hernández Lagunes

La llegada a Estados Unidos y el debut de Yoshinobu Yamamoto fue uno de los acontecimientos más esperados de la temporada tras su acuerdo con los Dodgers para un contrato récord (tanto en duración como en compensación para un lanzador). Yamamoto era uno de los lanzadores con más talento del mundo, algo que demostró especialmente en el Clásico Mundial de Béisbol de 2023, pero que ya llevaba tiempo demostrando; además, llegaba a una de las mejores organizaciones de la liga para el desarrollo de lanzadores. A pesar de que había dominado la NPB, el entusiasmo por el debut de Yamamoto aumentó debido a la sensación de que su talento—una bola rápida explosiva y ascendente que alcanza un promedio de 95 mph y puede llegar a los 100, un splitter vertiginoso y una curva en bucle no muy diferente a la de un nuevo compañero de equipo que hará su debut en la temporada en el verano—asfixiaría a la liga de manera tan indudable como alguien que usaba esa palabra constantemente hace una década molestaba a todo el mundo.

En sus cinco salidas, el tres veces Jugador Más Valioso de la Liga del Pacífico ha deslumbrado y frustrado de forma intermitente, con una tasa de ponches del 32,3% frente a una ERA de 4.50. Un DRA de 85 preferencias es claramente el primer indicador, pero no es tan superlativo como muchos esperaban para Yamamoto. Una de las razones de su leve bajo rendimiento, y quizás el camino para convertirlo en un éxito sin paliativos, es esa bola rápida de cuatro costuras de la que tanto se habla. Lo que era extraordinario en la NPB parece pedestre en la MLB, al menos como su lanzamiento más seleccionado. Aunque sólo sea eso, los Dodgers harían bien en instruir a su as más reciente y brillante para que no apunte el calentador justo al centro del plato.

Hasta el momento, Yamamoto ha realizado 381 lanzamientos con el uniforme de Los Ángeles, una muestra pequeña pero suficiente para hacernos una idea de los patrones y preferencias del diestro. Ignorando las clasificaciones de slider y sinker asignadas una vez cada una, ha dependido de cuatro lanzamientos hasta este punto. Veamos si podemos detectar el problema juntos como clase:

Tipo de lanzamientoCuentaFrecVelo (mph)KBBBAASLGISOBABIP
Cuatro costuras14137.0%95.8530.3240.6470.3240.333
Curva10928.6%78.71100.2080.3750.1670.333
Cutter256.6%91.2100.3330.3330.0000.500
Split10427.3%90.21320.1150.1920.0770.231

Es pronto, desde luego. Hasta ahora, sólo 34 batazos han terminado con un lanzador de cuatro saetas de Yamamoto. Pero, además, 11 de esos lanzamientos han dado lugar a extra bases, frente a los nueve del resto de sus lanzamientos combinados. Es más que un problema de puntuación: El calentador ha producido 29 bolas bateadas, en las que la velocidad media de salida es de 96.2 mph, más de 10 mph más rápida que la velocidad media de cualquiera de sus otros lanzamientos. Las cosas sólo se ponen más feas a nivel de lanzamientos:

Tipo de lanzamientoCuentaAbanicada y falloGB/BIPFB/BIP
Cuatro costuras14120.627.634.5
Curva10937.246.27.7
Cutter2535.750.00.0
Split10442.953.415.4

Basta decir que la gente esperaba algo diferente, y los bateadores esperan la bola rápida. El lanzamiento de cuatro de Yamamoto tiene mucha candela y era conocido por su elevación, lo que, junto con su ángulo del brazo cercana a los tres cuartos, suscitó comparaciones tan elogiosas como la de Josh Hader. Obviamente, los resultados no han estado a la altura de las expectativas en ese frente, pero el lanzamiento subyacente no ha parecido tan malo como sugieren los resultados. Casi se puede entender la comparación con Hader cuando se ve a Yamamoto ir alto en la zona.

Ambos lanzadores trabajan hacia el plato de forma similar: la mano lanzadora sale del guante e inmediatamente cae detrás del cuerpo, la bola protegida de las miradas indiscretas de los bateadores primero por el muslo del lanzador, luego por la espalda, luego por el hombro no dominante y la cabeza y, de alguna forma, casi perversa, por el hombro del brazo lanzador, detrás del cual la bola casi consigue agacharse. El antebrazo sale en el último segundo posible como un trozo de pan tostado. Cada bola rápida puede alcanzar una gran elevación, aunque la comparación de Brooks entre la bola rápida de cuatro proyecciones de Yamamoto y la bola rápida de dos proyecciones de Hader (8.47 pulgadas de movimiento vertical frente a 9.31, respectivamente) es mucho más halagadora para el nuevo debutante en la MLB que el cálculo de Statcast, que incluye la gravedad y considera el movimiento vertical de Yamamoto mucho más cercano a la media. Por VAA, BP pone a Yamamoto en el percentil 24, comparado con el 12 de Hader. Dos de los lanzadores con bolas rápidas de cuatro costuras más similares, comparando su movimiento horizontal y vertical con la media, son Yu Darvish y Mason Miller, el primero de los cuales utiliza su bola rápida el 22.2% de las veces y el segundo el 58.9%. Así que la cuestión es quizás menos de forma que de uso.

Es una estrategia completamente comprensible: Independientemente de los debates no resueltos sobre la favorabilidad de las cualidades específicas de su bola rápida, Yamamoto ha sido capaz de ponchar a los bateadores con su calentador a lo largo de su carrera, e incluso si su bola rápida no tiene una elevación o un calor realmente de élite, ciertamente es suficiente para golpear a los bateadores en la parte superior de la zona. El problema es que en realidad no es así como se ha utilizado el lanzamiento. Continuemos la comparación con Miller con sus perfiles de zona con la bola rápida de cuatro costuras.

Ahora veamos el porcentaje de slugging permitido por cada serpentinero en diferentes áreas de la zona:

No hay suficientes datos para tomar nada aquí como concluyente, especialmente en el caso de Miller y sus 10 entradas en la temporada, pero Yamamoto ha visto tres apariciones en el plato terminar en una bola rápida en el tercio superior de la zona en comparación con 10 en el tercio medio y 12 en la parte inferior, es simplemente insostenible. Siempre habrá espacio para las bolas rápidas que salgan de las esquinas inferiores, pero eso no es lo que estamos viendo. No se trata de una oferta que pueda convertir los lanzamientos en las regiones media e inferior de la zona en bolas por los suelos, lo que sugiere un problema general con el proceso de Yamamoto que tendrá que ser modificado sobre la marcha.

Aunque se podría haber anticipado que esta estrategia no era viable, es difícil culpar a Yamamoto o a los Dodgers. Podría ser fácilmente mal recibido por el equipo sugerir a su nuevo as que reorganice todo su plan de juego, anteriormente dominante, incluso antes de lanzar una entrada en la MLB. Y puede que antes no hubiera tanta necesidad de conseguir outs con la ubicación de la bola rápida en lugar de con puras bolas rápidas. Consideremos las velocidades medias máximas de las bolas rápidas en la NPB en los primeros compases de la temporada (según Yakyu Cosmopolitan) en comparación con la MLB.

Mientras que Yamamoto llegó a 94.9 mph en su lanzamiento promedio de cuatro saetas la temporada pasada, está en 95.7 mph en promedio con ese lanzamiento en lo que va del año, lo que lo colocaría justo por debajo de Roki Sasaki (cuya velocidad disminuida este año ha levantado cejas) para la tercera oferta más rápida de la NPB.

El promedio de la bola rápida es aún más bajo de lo que podría sugerir la comparación anterior, ya que los abridores de la NPB de 2023 rondan las 90.5 mph, mientras que los relevistas se sitúan un punto por encima. Es probable que los valores atípicos en el extremo inferior reduzcan esa cifra un poco más que en la MLB, que no tuvo un solo abridor calificado en 2023 cuya velocidad promedio de la bola rápida de cuatro costuras cayera por debajo de 90 mph, pero aún así, una velocidad de 94.1 mph en toda la liga representa una brecha considerable.

Lo anterior no implica que Yamamoto careciera de un plan sofisticado en la NPB, sino más bien reconocer que aún no había tenido ninguna razón para cambiar un plan de juego que había estado funcionando durante años. Es difícil encontrar detalles específicos sobre la ubicación de los lanzamientos de los lanzadores de la NPB, al menos para el público angloparlante, pero parece poco probable que los Dodgers le sugirieran que modificara drásticamente algo de cara a esta temporada. Eso no ha funcionado, especialmente con dos strikes, lo que sin duda ha influido en su bajo porcentaje de corredores abandonados en los senderos y en su elevado ERA. El porcentaje de outs de Yamamoto con la bola de cuatro costuras, según Statcast, es del 13.9%, lo que le sitúa en el tercio inferior de todos los brazos clasificados; para el resto de sus lanzamientos, el porcentaje comienza en el 20%. No obstante, la elige en el 31.3% de las situaciones de dos strikes, alrededor de 10 puntos porcentuales más que su curva, aunque la rompiente está recibiendo casi el doble de abanicadas por swing que el 12,0% de la de cuatro saetas (y el splitter produce cortes de viento a más del triple de esa tasa). Con dos strikes, los tres lanzamientos están provocando tasas de bolas por bolas en juego, respectivamente, del 10%, 33.3% y 57.1%. Las cosas han sido nefastas cada vez que Yamamoto ha optado por utilizar el calentador en lo profundo de un conteo.

Parece que los Dodgers ya se están haciendo oír, después de haber pasado bastante temporada viendo cómo Yamamoto segaba a los bateadores como si fueran hierba y dejaba pasar a muy pocos, pero luchando en términos de resultados de primera línea. Después de recurrir a la bola rápida con más frecuencia en cada una de sus cuatro primeras salidas, y superar el 40% de uso en tres salidas consecutivas, Yamamoto utilizó tanto su splitter como su curva con más frecuencia el pasado viernes contra los Mets. El cutter, que ha superado ampliamente a ;a bola rápida de cuatro costuras hasta este momento, también ha aumentado su uso. Una salida no es mucho, pero Yamamoto también evitó en gran medida el centro del plato, golpeando el tercio medio de la zona sólo tres veces con bolas rápidas de cuatro costuras en toda la noche. No se trata de una directriz reveladora, pero también es probable que sea una de las primeras que Yamamoto haya tenido que poner en práctica en años. No será el único ajuste necesario para que el novato de la MLB aproveche todo su potencial, pero si Yoshinobu Yamamoto lo consigue, la chispa podría estar reaccionando ante una liga que finalmente podría ponerse a su altura.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now

source

Latest articles

Death, Taxes, and Exploiting Tax Loopholes

This content is for Premium and Super-Premium members only. Visit the site and log...

Joey Ortiz Is Succeeding Strangely

This article isn’t really about Joey Ortiz. Or, well, it is, but it’s also...

Mariners’ Sam Haggerty Suffers Torn Achilles

Mariners utilityman Sam Haggerty suffered a torn Achilles tendon while trying to run down...

Mets release veteran infielder | Yardbarker

The Mets have released veteran infielder Joey Wendle, tweets Mike Puma of the New...

More like this

Death, Taxes, and Exploiting Tax Loopholes

This content is for Premium and Super-Premium members only. Visit the site and log...

Joey Ortiz Is Succeeding Strangely

This article isn’t really about Joey Ortiz. Or, well, it is, but it’s also...

Mets release veteran infielder | Yardbarker

The Mets have released veteran infielder Joey Wendle, tweets Mike Puma of the New...